articulos
Artículos de presentación. Imagen propia: Andrea Vargas Tororentó

“All you need is an orgasm”. Este es uno de los mensajes que la periodista especializada en sexualidad, María Torre, nos lanza con un póster de una mesa del espacio donde se organiza la charla sobre tecnologías, parejas y sexualidad, “SexTech Talk”. Es jueves 30 de marzo y nos planteamos, estamos en un local de co-working (MOB) y nos planteamos: ¿necesitamos un orgasmo? ¿Cómo sabemos si lo necesitamos? ¿Cómo lo conseguimos? ¿Con quién y/o con qué lo conseguimos? ¿Requerimos de una educación para dar respuesta a estas inquietudes?

La aplicación de móvil para parejas, Desire, ha organizado este SexTech Talk con la idea de crear una serie de eventos SexTech para tratar realidades muy presentes en el día a día de las personas, como lo son la sexualidad y la tecnología. Así pues, a este primer encuentro, asisten como ponentes la sexóloga y autora de los libros “Tu sexo es tuyo” y “Deseo”, Silvya de Béjar; la fundadora y directora de la primera academia de sexualidad en España, Laila Pilgren; la periodista que está detrás de Ars Eróticas, María Torre y el responsable comercial de la empresa de juguetes sexuales, Adrien Lastic, Aram Navarro.

El debate de los juguetes sexuales

¿Un jueguete sexual significa una intromisión en el dormitorio? Laila Pilgren considera que los hombres suelen ver el juguete sexual usado en pareja como una intrusión. Betevé ha desarrollado un espacio educativo para informar sobre la sexualidad, “Oh My Goig” y uno de sus vídeos escenifica las palabras de Pilgren.

Tal y como informa Aram Navarro, ha habido una evolución de estos gadgets eróticos que apuesta por la mejora de la calidad y las diversificaciones funcionales. Así pues, las demandas más habituales por los usuarios, comenta, son la sumergibilidad del producto y una larga duración de la batería.

El debate cobra fuerza con el argumento de María Torre al intentar desmitificar el uso del juguete sexual solo cuando la pareja sufre una monotonía sexual: “ayuda a diversificar más el encuentro sexual y lo ideal es utilizarlo cuando nos apetezca”.

Mientras el público responde asintiendo y, por lo tanto, transmiten aprobación de las ideas expuestas y, quizás, una identificación con las situaciones explicadas; Sylvia apela a la calidez humana. La sexóloga y escritora comenta que se ha de aprender lo básico y eso es el hecho de estar cómodo con tu piel. A este mismo argumento se une Navarro, quien confiesa no estar especializado en el tema y dedicarse únicamente a la comercialización de los productos.

Sin embargo, la revolución tecnológica ha permitido tener encuentros sexuales de lo más sentidos a distancia. Significa tener el control, en el sentido más humilde de la palabra, de los estímulos que recibe una persona con la que coincides en tiempo, pero no en espacio. O quizás sí que compartís espacio y tiempo, no sé. Puestos a imaginar… Desde representar el sentido del tacto con camisetas especializadas hasta hacer vibrar las terminaciones de placer.

Sylvia Béjar: “usar juguetes sexuales provoca miedo, culpa y vergüenza”

El comunicador científico químico, Pere Estupinyà, en su estudio sobre la sexualidad, “La Ciencia del Sexo” comenta que todavía parece más fácil investigar sobre el sexo de los monos que sobre la sexualidad de las personas. Incluyendo los juguetes sexuales en nuestra sexualidad, María Torre hace referencia a los tabúes presentes en los jóvenes, que son los que más tensiones presenten a la hora de hablar sobre estos asuntos.

Además, Béjar afirma que el setimiento de culpa y vergüenza está presente en las personas que solo a través de la tecnología sienten una comodidad. Frente a esta situación, Laila, toma como referencia la educación sexual e invita a tratar la sexualidad como algo normal, sin tensiones ni sentimientos de vergüenza. Por ello, ambas ponentes (Béjar y Pilgren) consideran necesaria una enseñanza a los adultos sobre la sexualidad. Aunque los “Tupper Sex” hicieron muy bien en la sociedad en su momento, piensa Béjar, todavía queda un largo camino por recorrer y una manera de empezarlo es acudir a talleres o a centros de atención sexual.

La revolución tecnológica frente al mindfulness aplicado a la sexualidad

La conferencia tiene lugar en MOB (c/ Bailén, 11, Barcelona); un sitio totalmente equipado tecnológicamente; cuenta con una impresora 3D, con un bar al que tiene acceso todo el mundo y con una sala a la que solo pueden entrar los socios, para reservar mesas y poder trabajar. La charla se hace en la planta de abajo del local.

Antes de bajar las escaleras, al entrar en la sala para socios, se huele un ambiente cargado y denso. Hay personas en modo de trabajo y el olor es el mismo que el de una clase donde el profesor lleva horas dando materia. Aquí hay papeles, personas sentadas, personas de pie, ordenadores, cables, cables y más cables. Y teléfonos móviles, claro. Y es que la tecnología ha irrumpido con tanta fuerza que hasta trabajando el móvil está en nuestras manos. Hasta nos acompaña al baño, al dormitorio o a la ducha.

Es por este motivo que Béjar se pregunta con un tono de impotencia: “¿cómo puede ser posible que un móvil gane al ser humano?”. Y comenta que no puede determinar nuestra vida. Laila añade que hay que enseñar a gestionar las tecnologías.

Sin embargo, existe una práctica que nace para focalizar nuestras energías en nosotros: el mindfulness, cuyo objetivo es dejar la mente en blanco y eliminar lo que nos rodea. Así pues, tanto Sylvia como Laila en sus talleres aplican el mindfulness a la sexualidad y nos invitan a preguntarnos cómo es nuestra sexualidad, entrando en dinámicas y ritmos que nos ayudan a descubrirnos sexualmente; según afirma Pilgren.

20170402_114204
Los ponentes. Desde la izquierda: Sylvia de Béjar, Arman Navarro, Laila Pilgren y María Torre. Imagen propia: Andrea Vargas Torrentó

Tener sexo con robots es una realidad

Las muñecas hinchables a día de hoy son un objeto del pasado; tal y como se expone en el vídeo de Documentos TV. Pese a haber un gran número de consumidores de las muñecas robot, es una realidad que ofrece una cierta deshumanización; consideran los ponentes por el hecho de que “con una muñeca puedes hacer lo que quieras”. El público, mientras, se siente extraño con las ideas expuestas, pero sobre todo en el momento que Laila Pilgren detalla cómo es de real besar a una muñeca de este tipo.

Todo lo que necesitas es un orgasmo

Hay muchos artículos eróticos que han revolucionado la forma de entender la sexualidad; cuyo hecho ha sido el motivo de esta charla, con un público donde se encuentran varias sexólogas, una pareja “swinger”, redactoras del blog PlátanoMelón, gente adulta y parejas. Pero a pesar de la revolución tecnológica, los elementos más primarios siguen siendo la base (tal y como afirma Navarro). Todo lo que necesitas es entenderte a ti mismo. Todo lo que necesitas es un orgasmo.

20170330_192509
El público en la sala. Imagen propia: Andrea Vargas Torrentó

Los ponentes de SexTech Talk. Imagen propia: Andrea Vargas Torrentó

Andrea Vargas Torrentó

Anuncios

2 comentarios en “La aplicación móvil Desire organiza una charla sobre sexualidad y tecnología

  1. ¡Muchísimas gracias por este post y por retratar tan bien todo lo que vivimos en el primer SexTech Talk de Desire! Me ha gustado mucho y me alegra que os gustara, que creara curiosidad, el debate fue muy interesante. Espero que tengamos más ocasiones para vernos y seguir hablando. Fue todo un placer. Os espero en Ars Eroticas.

    Un abrazo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s